Lugares en el Camino de Santiago que debemos capturar con una fotografía

La fotografía siempre ha estado presente en nuestras vidas, en cada uno de esos momentos importantes. El tomar la decisión de transitar el camino de Santiago, será sin duda algunas de esas experiencias que nos marcaran de por vida y la captura de esos momentos no debe faltar bajo ningún motivo.

Bien sea que seamos fanáticos a la fotografía, de esos que tenemos cámaras profesionales de alta gama o simplemente seamos de esos que no nos gusta tomarnos selfies siquiera. 

Es imprescindible plasmar nuestra peregrinación hacia Santiago de Compostela con una fotografía, y es que puede que los recuerdos se pierdan con el tiempo, pero una fotografía no.

Una vez hayamos elegido alguno de los viajes al Camino de Santiago, estaremos listo para capturar los hermosos paisajes, las catedrales y edificios milenarios.

Fotos esenciales que todo peregrino debe tomarse

Hay ciertos lugares legendarios en los cuales es tradición tomar una fotografía a lo largo del recorrido. Es como ir a Nueva York y no tomarnos una foto en La estatua de la Libertad o en el Times Square.

Tenemos una lista con los sitios en donde cada peregrino debe marcar su parada casi que obligatoriamente a lo largo de esta maravillosa ruta

En el km 0 

Esta es una de las fotos más memorables e importante que podremos tomarnos, bien sea con nuestros acompañantes o solos, inclusive únicamente una foto del monumento de piedra de los 0 kilómetros

Sin lugar a dudas marca el inicio de la travesía y da pie a que muchas personas que hayan hecho ya esta ruta, sepan que nosotros nos encontramos en el punto de partida de esta maravillosa experiencia

En el puente la Reina

Quizás no sea el puente más grande de todo el norte de España. Pero sin lugar a dudas es un lugar emblemático, que transmite una paz a todos los que lo transitan, uno de los mejores lugares para tomarnos un retrato en la vía a Compostela.

También denominado puente romántico sobre el Arga, es un lugar ideal para una foto con nuestra pareja si estamos haciendo el recorrido junto. 

El momento ideal sería con la puesta del sol en donde se mezcla el resplandor del sol naciente con el fondo de los edificios detrás del puente.

En los campos de Girasoles de Navarra

En toda la ruta podemos encontrar distintas cosechas que se extienden más allá de la vista. Pero sin lugar a dudas hay algo sobre los Girasoles que los hacen destacar del resto de las cosechas que veremos en todo el camino.

Muchas personas suelen gastar casi toda la memoria durante esta parte de Navarra. Es que aparece una escena de ficción tantos Girasoles juntos y en tan corta distancia. Una de las imágenes más placenteras que tendremos.

Al final del camino en el Obradoiro

Esta es la foto definitiva y la que por ningún motivo debe faltar, bien sea echados en la piedra, con las botas afuera, admirando la magnitud de la fabulosa catedral. 

Esta es una imagen que no tiene precio, muchas personas terminan el recorrido con lágrimas en los ojos.

Con la mochila encima de la cabeza o si hicimos el viaje en bicicleta, con ella encima de nuestros brazos, en señal de celebración y de culminación de un fantástico logro que se dé muy pocas veces en una vida.